152 millones de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan en todo el mundo

Desde hoy y hasta el jueves se celebra en Buenos Aires la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil.
La temática de esta Conferencia cubre tanto la erradicación sostenida del trabajo infantil como la eliminación del trabajo forzoso, y la generación de empleo juvenil de calidad.
Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 2016, alrededor de 152 millones de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan en todo el mundo.
De los 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, 88 millones son niños y 64 millones son niñas. Por edades, los niños entre 5 a 11 años representan el grupo más numeroso: el 44 % del total.
Los avances registrados en este ámbito son significativos: en comparación con el año 2000, hay un 40 por ciento menos de niñas trabajando y un 25 por ciento menos de niños.
En términos absolutos, Asia y el Pacífico son las regiones con mayor incidencia de este problema, que afecta a 78 millones de menores, un 9,3 por ciento del total. Sin embargo, es en el África subsahariana donde este porcentaje se eleva hasta el 21 por ciento (59 millones de niños, niñas y adolescentes).
En América Latina y el Caribe, el 8,8% de menores que se ven obligados a trabajar, mientras que en la región del Medio Oriente y África del Norte son el 8,4% de niños, niñas y adolescentes.
De los 152 millones de niños que trabajan, unos 73 millones realizan trabajos peligrosos. Este dato se ha reducido más la mitad de los 171 millones de niños, niñas y adolescentes que en 2000 realizaban este tipo de trabajo.
Trabajo infantil vs peligroso Según datos del Informe mundial de 2016 sobre el trabajo infantil, los niños que viven en hogares más pobres y en zonas rurales tienen más probabilidades de ser víctimas del trabajo infantil.
Si se tienen en cuenta los sectores de trabajo infantil, la agricultura continúa siendo el sector que emplea a mayor número de niños, aproximadamente 98 millones (el 59 por ciento).
Alrededor de 15,5 millones de niños realizan trabajo doméstico. La mayoría son niñas que, además, están expuestas a la explotación y el maltrato, y ejercen en condiciones de esclavitud. La dificultad de registrar su actividad hace que sean invisibles para los gobiernos y que no se tomen apenas medidas para protegerlas, según el informe de 2015 de la OIT.
Distribucion Trabajo Infantil
El trabajo infantil y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
El trabajo infantil es uno de los males que se busca combatir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por Naciones Unidas. Estos objetivos también conocidos como Objetivos Mundiales, “son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad”.
Los ODS son un conjunto de compromisos asumidos por los Gobiernos, a conseguir en los próximos 15 años, que están relacionados entre sí. Esta es una de las claves de éxito para Naciones Unidas, ya que al lograr un objetivo otro se ve beneficiado también para su consecución.
La meta de erradicación del trabajo infantil dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se sitúa en el marco del Objetivo 8, orientado al crecimiento económico y la creación de trabajo decente.
Objetivo de Desarrollo Sostenible 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
El fin del trabajo infantil tiene dentro del objetivo 8 de los ODS una meta específica.
Meta de Desarrollo Sostenible 8.7: Adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí́ a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas.
Además, como recoge el informe sobre la meta 8.7 de la Iniciativa Regional de América Latina y el Caribe libre de Trabajo Infantil, existe una vinculación entre la meta de erradicación del trabajo infantil y el conjunto de los ODS a través de ocho objetivos y 35 metas específicas.

No hay comentarios

Agregar comentario